Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/arquilla/public_html/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 259
¿Estamos preparados?

¿Estamos preparados?

Por , 23/02/2010   |   Categoría : Misceláneo   |   Comentarios : 0

TAGS: None

¿Estamos preparados?

por Arquitecta Astrid Díaz

Sunamis, terremotos y huracanes son fenómenos de la naturaleza a los que está expuesto el ser humano. Sin embargo, aunque éstos responden a eventos del planeta Tierra, los catalogamos como desastres naturales por la ola de destrucción y muerte que dejan a su paso. ¿Puede el ser humano dominar el planeta y controlarlos? ¿Podrá crear ciudades en donde los edificios y el comportamiento de la ciudadanía evite esas catástrofes y sepamos reaccionar a ellas? Entonces la pregunta obligada, y que todos nos hacemos hoy es, cuán preparado está Puerto Rico para enfrentarlos.

Ciertamente la experiencia de Haití nos ha impactado. Sin embargo, a diferencia del hermano país, el diseño y construcción de nuestros edificios está regulado por códigos que establecen altos criterios de diseño, cuya prioridad es salvalguardar la vida manteniendo las estructuras en pie, aunque sufran algún daño. La segunda prioridad es que estos edificios sigan funcionando después de un terremoto, criterio esencial en edificaciones como hospitales, centros de emergencias, cuarteles policiacos, escuelas y refugios.   

El problema que enfrentamos es que estamos generalizando la contestación a esa pregunta, pues estos eventos naturales inciden de forma diferente en zonas costeras, montañosas o urbanas. Igual sucede con los tipos de edificaciones que hemos desarrollado en ellas. Sorprende la gran cantidad de estructuras improvisadas, sin asesoría de un arquitecto o ingeniero, y sin nigún estudio de suelo. Demás está señalar aquellas en zonas rurales construidas en laderas susceptibles a deslizamientos de tierra, descansando sobre largas y esbeltas columnas sin nigún arriostramiento o refuerzo para cargas laterales de vientos y terremotos. Es preocupante también el gran número de pueblos con cascos urbanos repletos de edificios deteriorados y abandonados.

En mi opinión, aunque hay muchos esfuerzos y planes para enfrentar un terremoto, podríamos estar mejor preparados para no solamente sobrevivirlo, sino también recuperarnos rápidamente, si trabajamos cada componente de la ciudad de una forma integrada. H que analizar los suelos, el comportamiento de los edificios existentes, la planificación urbana, las zonas históricas, los nuevos desarrollos, y la población, como un todo, donde cada uno incide sobre el otro. Por tal razón, algunos países que han sufrido terremotos ya han comenzado un proceso de “microzonificación sísmica”. Se trata de evitar generalizaciones, estableciendo zonas más pequeñas en las cuales llevar a cabo estudios y planes de contingencia que sean específicos y ajustados a la realidad particular de cada región. De esta forma se reduce grandemente el riesgo.

La microzonificación sísmica es un instrumento para:

(1)evaluar las condiciones sismo-resistentes de los edificios existentes y cómo se afectan unos a otros;

(2)estudiar el potencial probable de daños y víctimas en una zona, y la ubicación y disponibilidad de centros de auxilio;

(3)llevar a cabo estudios geológicos de los diferentes tipos de suelos;

(4) identificar áreas apropiadas para ubicar nuevas edificaciones esenciales y/o de infraestructura;

(5) establecer mapas de zonificación sísmica;

(6) integrar estos estudios a los planes de ordenación territorial;

(7) evaluar las condiciones de las zonas históricas y del patrimonio construido en relación a su resistencia estructural;

(8) establecer campañas educativas. La microzonificación sísmica se puede trabajar a nivel municipal o regional, uniendo los esfuerzos ya existentes con el gobierno central.

Con esta y otras estrategias nos damos cuenta que continuamente debemos actualizar nuestros planes para actuar con mayor precisión ante cualquier evento natural. No obstante, como arquitecta estoy convencida de que contamos con los mejores recursos para lograrlo: nuestros profesionales y servidores públicos. Esto junto a la capacidad que tenemos como pueblo para unirnos y enfrentar grandes retos…y  no hay duda de que la naturaleza nos reta constantemente como parte del aprendizaje que de ella debemos entender y respetar.

TAGS: None

Comments are closed.

© 2009 Arquillano. All Rights Reserved.

Este Blog usa Wordpress. Diseño por Giovanni de la Rosa.